¿Qué es el rubor facial patológico?

“Tomate”  es un apodo muy famoso para las personas que se ponen rojas en un momento de tensión. Hace 30 o 40 años se entendía al sudor y al rubor como algo psicológico, pero no, este se convierte en una enfermedad cuando el paciente ya no lo puede manejar. Hoy hablaremos sobre este mal. 

¿Qué es el rubor facial patológico?

El enrojecimiento del rostro es una respuesta ante un momento de vergûenza o estrés. Sin embargo, ese se complica cuando este adquiere intensidad y la persona no lo puede controlar. “Es una especie de corto circuito en el sistema nervioso simpático. El rubor tiene un ‘núcleo’ acá en el tórax, que cuando hace un cortocircuito produce rubor”, señaló el Doctor Víctor Gómez

El especialista indicó que en muchos casos, este mal se da desde la infancia y se va intensificando. Por lo que los padres, deben estar atentos a su conducta de su hijo en momentos de tensión como una exposición. “El niño que empieza a tener rubor a partir de la secundaria no se va dando cuenta hasta que va creciendo, lo sacan a exponer y le empiezan a decir: ‘oye, mira cómo se pone rojo, tomate o semáforo, le ponen chapas, un montón de apodos”, señala el galeno.

Tratamiento del rubor facial patológico 

Según el médico, el único tratamiento posible es la cirugía.No hay tratamiento con pastilla, nada, puede ser psicológico o psiquiátrico, ahí es cuando estamos asumiendo que la causa es psicológica y no es rubor” agregó. 

Tratamiento para rubor facial patológico

¿Radiofrecuencia para el rubor facial patológico?

Uno de los métodos más populares para este mal es la radiofrecuencia, sin embargo este solo debe utilizarse para fines cosméticos. Además, este a la larga puede terminar perjudicando el rostro para una persona que lo necesita. 

A cambio de la cirugía la cual tiene una tasa de éxito es toda, siempre y cuando sea rubor facial. Para ello se hace todo un descarte, psicológico y corporal. “Nosotros tenemos un psquiatra que evalúa a nuestro paciente previamente, los evalua, les hace un serie de preguntas es un test”, comenta.

¿Cómo es el procedimiento quirúrgico? 

La cirugía es corta y ambulatoria, no es necesario que el paciente se quede hospitalizado. Es un corte de 5 milímetros a cada lado debajo de la mama y en la axila. “Ahí introducimos una cámara de televisión y un aparato muy delgadito que se llama el electrocate, llegamos al centro de control de rubor lo cauterizamos en el lado derecho e izquierdo”, relató el especialista.

La recuperación es inmediata, por ejemplo, si lo operamos a las 8 de la mañana, el paciente a las 10 de la mañana se está yendo a su casa, y la cicatriz se maneja con una crema.

“Queda un puntito en cada herida, si yo opero a un paciente hoy día, mañana puede estar trabajando”, agrega. Claro que si el paciente tiene un horario más pesado, si es necesario que se tome hasta 10 días de descanso. 

Rubor Facial patológico: recuperación de la cirugía

El especialista afirma que luego de la operación lo más óptimo es que la persona pase un proceso psicológico.  La mayoría de pacientes que tiene rubor facial patológico tiene también una fobia o pánico escénico, el paciente tiene miedo de salir al público , tiene miedo actuar, tiene miedo a exponer”, enfatizó. Es más, hay quienes aún después de la cirugía se puede llevar un tratamiento psiquiátrico, pero se da por un trastorno o ansiedad. 

Nuestros centros

Dr. Víctor Gómez Ponce
Dr. Víctor Gómez Ponce