Según la bibliografía consultada, sorprende la escasa utilización que se hace en España de la biopsia pulmonar aiberta para el diagnóstico de las enfermedades pulmonares difusas, a pesar de su alta rentabilidad diagnóstica y del menor número de complicaciones, al compararla con otros procederes teóricamente menos agresivos.
 
Exponemos nuestra experiencia en 30 casos consecutivos, en los que otras exploraciones habían sido inútiles; obtuvimos siempre tejido pulmonar y conseguimos un diagnóstico específico en más del 80% de los casos, suponiendo algunos de ellos una verdadera sorpresa.
 
Describimos la técnica quirúrgica y, a pesar de practicarla siempre bajo anestesia general y no dejar drenaje pleural, nuestra mortalidad ha sido nula, como en otras series, y las complicaciones muy poco frecuentes y de ninguna trascendencia, debiendo hacer constar que muchos de los enfermos de esta serie, el mayor de 73 años, mostraban alteraciones importantes y patología extratorácica coincidente que podía predisponer a la aparición de cuadros complicativos.
 
La tolerancia es muy buena; el tiempo medio de anestesia que precisa la intervención es de 33 minutos y los enfermos pueden volver muy pronto a su servicio de origen o ser dados de alta hospitalaria a las 48 - 72 horas.
 
Por todo ello, somos de la opinión de que la biopsia pulmonar abiertta debe prodigarse mucho más para el correcto diagnóstico diferencial de las diversas enfermedades pulmonares difusas, diagnóstico que repercute en un tratamiento más correcto.

Nuestros centros

Dr. Víctor Gómez Ponce
Dr. Víctor Gómez Ponce